Los niveles de compraventas previos a la pandemia se han recuperado gracias al impacto de los extranjeros y su fuerte vuelta al mercado de la vivienda.

Según el Consejo General del Notariado, durante el segundo semestre de 2021 se han efectuado 63.934 transacciones de inmuebles efectuadas por extranjeros, un 41,9% más respecto a la segunda mitad del año anterior. Un 18,6% del total de las compraventas en España fueron efectuadas por extranjeros y en los meses de julio y diciembre, más de la mitad de las transacciones fueron formalizadas por extranjeros residentes.

El incremento de las operaciones inmobiliarias se ha visto en todas las autonomías, entre las cuales están en cabeza Baleares (81,5%), Canarias (57,1%), Andalucía (55%), Cantabria (50,5%), y Comunidad Valenciana (44,9%).

Uno de los datos más interesantes aportados por la estadística del Consejo General del Notariado es el precio medio pagado por los extranjeros, tanto de residentes como de no residentes, al comprar viviendas en España, con una media de 2.016€/m2 durante el segundo semestre de 2021, un 14,3% más interanual.

Esto supone el precio más alto datado desde la segunda mitad de 2008 (2,125 euros/m2).

Si miramos exclusivamente el caso de los extranjeros no residentes, el precio medio ha llegado a máximos históricos, 2.481€/m2, renovando el record que ya había batido durante la primera mitad del año (2.452€/m2).

En el caso de los extranjeros residentes, se nos presenta el dato más alto desde el primer semestre de 2011, con un precio medio situado en 1.567€/m2.

Estos datos nos muestran claramente cómo ambos promedios se encuentran por encima del precio medio pagado por los compradores nacionales, el cual se sitúa en 1.503€/m2 durante la segunda mitad del año pasado.